LA MUJER AYNI

La mujer AYNI es educada, política y consciente de lo que sucede en el mundo. Ella es una consumidora consciente. Ella apoya los movimientos éticos y es consciente de dónde se fabrican todos sus productos: desde cosméticos que no se prueban en animales, hasta productos orgánicos del mercado de agricultores locales, hasta ropa hecha de manera ética y sostenible.

Es una mujer multitarea, una mujer de carrera y una madre, que también encuentra tiempo para hacer trabajo social. Ella es latina y escandinava. Habla varios idiomas. Es una nómada profesional: la encontrarás en todos los destinos más elegantes e inexplorados, desde Jackson Hole hasta Jaipur.

Pasa los fines de semana en el mercado de agricultores, en la casa del Soho o degustando vinos en Buenos Aires. No es una chica fiestera, prefiere organizar cenas íntimas, con buena comida, buen vino e incluso mejor compañía. Cuando sale, está vestida de punta en blanco con un hermoso vestido y joyas deslumbrantes para un baile de caridad y una causa que apoya. Es una lectora ávida, desde los libros de Mario Vargas Llosa hasta Harry Potter. Se inspira en el estilo de Harper's Bazaar, Vogue Italia y Holiday Magazine.

Su estilo es chic sin esfuerzo. Recoge piezas a lo largo de sus viajes, pero las combina en su guardarropa escandinavo minimalista para hacerlas completamente suyas. Por lo general, se pone un par de pendientes antiguos o un sombrero de Panamá para completar su look. Gasta la mayor parte de su dinero en buena comida, viajes e interiores. No tiene un gran armario, invierte en piezas clásicas de alta calidad en colores neutros, cortes clásicos y líneas limpias.